lunes, 18 de marzo de 2013

UFC 158: LOS RESULTADOS; “ST-PIERRE VENCE A DIAZ Y ESTABLECE NUEVO RECORD EN LOS PESOS WELTER DE LA UFC”

¡Hola mis amigos! El pasado sábado, el Bell Centre, de la ciudad de Montreal, Canadá y los 20,145 espectadores que allí se dieron cita, fueron foro y testigos de una cartelera que agrupó a seis (6) de los mejores pesos welter del mundo, y quienes regalaron a los fanáticos tres combates cargados de acción y emoción.

En el combate estelar de este evento, el perenne campeón welter de la UFC, George “Rush” Saint-Pierre (24-2 MMA Record), utilizando su avasallante lucha, dominó al retador Nick Díaz (26-09 MMA Record) ganándole los cinco (5) rounds del encuentro, y llevarse la victoria vía decisión unánime obteniendo una puntuación en la tarjeta de los tres jueces participantes en el evento de (50-45) (50-45) y (50-45). Con esta victoria GSP empató el record de más victorias consecutivas dentro del octágono con 18 victorias, y se convirtió en el campeón Welter con más defensas al título en forma consecutiva (8 defensas para ser exactos), y de esa forma dejar atrás el record establecido por el ex campeón Matt Hughes.

El Campeón St-Pierre mientras es declarado ganador por el árbitro Yves Lavigne

La estrategia de GSP en este combate, no se distanció en nada de lo que habíamos pronosticado en nuestra columna “El Desglose”, ya que se basó fundamentalmente en derribar a Díaz, y pegarse a él como “goma de mascar”, para controlarlo y golpearlo a su antojo a lo largo de los cinco (5) rounds del encuentro. Una vez en el suelo, utilizando su gran Jiu-Jitsu defensivo se mantuvo fuera de peligro durante los momentos en que Díaz realizó sus intentos de sumisión, y en aquellos momentos, donde el combate se desarrolló de pie, GSP utilizó muy bien su karate para mantener la distancia, y de esa forma no entrar en una batalla boxística con Díaz, lo que no le permitió a este último poder entrar en ritmo con su boxeo.

GSP mientras golpea al retador Nick Díaz

El mejor momento de Díaz durante el combate sucedió durante el tercer round, un asalto en el que logró evitar varios intentos de derribo de GSP, y en su momento capitalizar conectando buenas combinaciones al cuerpo y la cabeza de St-Pierre, las cuales terminaron lacerando y ensangrentado la nariz del campeón.

Díaz mientras conecta un recto de izquierda sobre el rostro de GSP

Por su parte St-Pierre, logró derribos en cada uno de los rounds del encuentro, y ya para el inicio del quinto (5to) round, de conformidad con el conteo electrónico de golpes suministrado por la UFC, GSP ya contaba con 161 golpes significativos conectados sobre la estructura de Díaz, mientras este último apenas había conectado 100 golpes.

GSP mientras se defiende de uno de los ataques de sumisión de Díaz

Pero en mi opinión los que se robaron el espectáculo, fueron los protagonistas de la pelea co-estelar de este evento, Carlos “The Natural Born Killer” Condit (28-7 MMA Record) y Johny “Big Rigg” Hendricks (15-1 MMA Record). En un combate muy competitivo, Hendricks haciendo uso mayormente de su lucha greco-romana, logró derrotar vía decisión unánime a Carlos Condit, y de esa forma no dejar lugar a dudas de quién debe ser el próximo contrincante de GSP.

Hendricks, el dos (2) veces campeón en lucha de la NCAA por la Universidad de Oklahoma State, logró conseguir 12 derribos sobre su contrincante, durante los quince (15) minutos que duró el encuentro. Probablemente, ayudado por el factor de que Carlos Condit, cada vez que era derribado, encontraba la manera de volver a ponerse de pie. Igualmente, en más de una ocasión Hendricks fue capaz de encontrar el blanco para su explosiva mano izquierda, pero la probada mandíbula de Condit no pudo ser quebrada.

Hendricks mientras buscaba uno de sus derribos frente a Carlos Condit. Foto de Eric Bolte del diario USA Today

A pesar de lo dicho anteriormente, Condit no fue impedido de también hacer daño a su contrincante, a quien en ciertos momentos del combate, pudo golpear con mucha efectividad con sus diversas patadas, puños y rodillas en el aire. En especial, Condit fue muy efectivo con una rodilla a la mandíbula de Hendricks, la cual lanzaba cada vez que éste último atacaba violentamente con su mano izquierda a Condit acorralándolo contra reja, y subsecuentemente se acercaba para rematarlo. Este golpe persuadió en más de una ocasión a Hendricks para dejar el ataque y moverse hacia atrás. 

Condit mientras conecta un upper-cut de izquierda sobre el rostro de Hendricks

Lamentablemente para Condit, el éxito que alcanzaba cuando la pelea se mantenía de pie, era cortado violentamente por los poderosos derribos de Hendricks. Como por ejemplo, cuando en el tercer round, logró conectar un cruzado de derecha sobre el rostro de Hendricks, que le rompió la nariz e hizo que sus ojos perdieran momentáneamente su posición natural, pero que Hendricks, sin perder tiempo, logró reaccionar y cortar el momentum de Condit al llevarlo nuevamente a lona, y seguir causando daño con su “ground and pound”. Este memorable combate de Hendricks y Condit terminó recibiendo de la dirigencia de la UFC el bono del combate de la noche (Fight of the Night). 

Johny Hendricks mientras conecta una derecha sobre la mandíbula de Condit

En la segunda pelea de la noche, Jake “The Jauggernaut” Ellenberger (29-6 MMA Record) continuó su colección de víctimas por knock-out, y su ascenso indetenible hacia los primeros lugares de los rankings de este peso, al derrotar durante el primer round del combate, vía knock-out técnico al veterano y ex campeón Welter de la compañía Strikeforce, Nate “The Great” Marquardt (32-12-2 MMA Record)

Marquardt mientras intenta una patada circular a la cabeza de Ellengerger

Desde el inicio del combate, Marquardt salió muy agresivo a enfrentar a su contrincante, con un juego bien cargado de patadas circulares a las piernas de Ellenberger, probablemente con el objetivo de maltratarlas, y como consecuencia, a la larga quitarle poder a los puños de este último. Sin embargo Ellenberger, reconociendo a tiempo cuál sería la consecuencia de mantenerse absorbiendo estos golpes, logró acortar la distancia entre él y Marquardt, a quien logró acorralar en la reja del octágono, para luego conectar una descomunal combinación de izquierda al cuerpo, y derecha a la cara, que derribaron a su oponente, para luego terminarlo con un par de derechas mas, que obligaron al árbitro Philippe Chartier, a intervenir y detener el combate a los 3 minutos del primer round. Grandiosa actuación por parte de Jake Ellenberger. 

Ellenberger mientras se dirige a conectar la derecha que pondría fin al encuentro

Finalmente, en el primer combate de la noche, el peleador norteamericano Chris Camozzi (19-5-0 MMA Record), logró extender a cuatro (4) su racha ganadora dentro del octágono, al derrotar en una cuestionable decisión dividida al canadiense Nick “The Promise” Ring (13-2-0 MMA Record). Durante el primer round de este combate, Nick Ring salió muy agresivo con un juego cargado de patadas circulares a las piernas y a la zona media de Camozzi, las cuales combinó a la perfección con rectos de derecha al estomago y a la cara. 

Ring mientras conecta una derecha a la cara de Camozzi

En el segundo round, el combate siguió siendo más de lo mismo, Ring controlando el centro del octágono, con patadas y puños a la estructura corporal de su contrincante, acompañado de mucho movimiento de cabeza para evitar los golpes de Camozzi, dejando de manifiesto la ventaja que en cuanto a la rapidez poseía sobre su contrincante. Sin embargo, en el tercer round, Ring se vio notablemente cansado, lo cual aprovechó muy bien Camozzi para controlar la acción y conectar los mejores golpes de ese round. 

En mi opinión, Camozzi fue el ganador del tercer asalto, pero los rounds uno y dos sin lugar a dudas fueron ganados por Ring, lo que lo convertía en el ganador del combate dos rounds a uno; esto así, ya que el único golpe significativo conectado por Camozzi durante los primeros dos asaltos fue una rodilla que aturdió momentáneamente a Ring, pero que no pudo aprovechar para causar más daño. De ahí que pienso, que Ring desafortunadamente terminó siendo otra de las víctimas de las ya acostumbradas decisiones vergonzosas emanadas de jueces de MMA que aparentemente no saben anotar los combates que están oficiando. 

Camozzi mientras conecta el único golpe significativo que logró durante los primeros dos asaltos

Por ahora me despido mis amigos, como siempre en espera de que tanto este evento como este recuento hayan sido de su agrado. Ahora los dejo con un video que resalta los mejores momentos de los tres combates principales, cortesía de la cadena Fox Sports. Hasta la próxima entrega!


4 comentarios:

  1. Much as felicidades por el resume. Excelente, sigue asi fight guru

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada Franklin! Gracias a ti por seguir la columna y el
      MMA

      Eliminar
  2. Muy buena crónica como viene siendo habitual. Esperaba una victoria de Condit, pero al final Hendricks se llevó el combate. En el combate de GSP me acordé de lo que habías comentado en el desglose, ya que se desarrolló tal y como preveías.

    Muy meritoria la victoria de Ellenberg, sabiendo reaccionar al comienzo feroz de su rival. No es cómo se empieza sino cómo se acaba.

    Gracias por traernos la crónica, y por los vídeos.

    ResponderEliminar
  3. De nada Sixers! La verdad el combate co-estelar y la de Ellenberger fueron las mejores, ya que GSP dominó fácilmente a Díaz.

    Creeme que aunque ya a Hendricks se le ha prometido que será el próximo rival de GSP en una pelea por el título, me hubiera gustado ver la pelea Hendricks vs Ellenberger ya que estos dos peleadores son una viva imagen el uno del otro; dos grandes luchadores colegiales con una pegada descomunal. Pero estoy seguro que el camino de esos dos se cruzará en un futuro no muy lejano.

    Con relación a Condit no te preocupes que aunque ha perdido dos peleas consecutivas, ambas han sido muy competitivas, por lo que estoy seguro que su confianza sigue alta, y tendremos Condit para rato.

    Mis saludos para ti.

    ResponderEliminar

TOP 10 ESTA SEMANA EN EWSY